La Inspección de Trabajo se ha reforzado en Balears por tercer verano consecutivo. Desde el 1 de julio al 31 de agosto han llegado a las Islas 32 inspectores y subinspectores de la Península para perseguir el fraude laboral. A éstos hay que sumar un administrativo para agilizar la tramitación de los expedientes de la actuación inspectora. La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez firmó con la presidenta del Govern, Francina Armengol, el mes pasado, el convenio de colaboración que permite desarrollar este plan contra la precariedad.
El plan, diseñado por la Conselleria de Treball, Comerç i Indústria, en colaboración con la Inspección de Trabajo y Seguridad Social, prevé que en los meses de temporada alta los inspectores realicen 1.300 actuaciones programadas. Además, y a petición del Govern, la plantilla ordinaria de la Inspección de Trabajo llevará a cabo un seguimiento de la temporalidad y la parcialidad con 1.252 actuaciones previstas. Como en los dos años anteriores, el plan se centrará en vigilar los contratos temporales en contraposición a los indefinidos y en verificar que contratos a tiempo parcial no sean a jornada completa encubiertos.
La ministra y la presidenta del Govern coincidieron en recordar los «buenos resultados» de las campañas anteriores, que han permitido mejorar las condiciones de más de 9.500 trabajadores, y ambas manifestaron su apuesta por una ocupación de calidad. Entre los resultados directos y disuasorios del plan, en los veranos de 2015 y 2016 se incrementaron en un 60,5 % la transformación de contratos temporales en indefinidos, las ampliaciones de jornada aumentaron un 28 % y se duplicaron las conversiones de contratos temporales en fijos discontinuos, según datos del Govern.
La ministra Fátima Báñez se deshizo en elogios hacia la economía de Balears y la recuperación de su mercado laboral. Reconoció «el esfuerzo de la sociedad balear», que fue la «primera comunidad que empezó a crear empleo en la recuperación de 2013» y recordó que ha recuperado «todo el empleo destruido en la crisis».
Por otra parte, la ministra aceptó la petición de Armengol de que el Govern participe en un grupo de trabajo junto a Canarias y el Gobierno central sobre salud laboral con aportaciones en el ámbito de las camareras de piso.

Balears cuenta con 32 inspectores de Trabajo en verano por tercer año
Etiquetado en:        
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad