La ministra de Empleo avanzó que el Gobierno trabaja “en las nuevas medidas para acabar con la temporalidad injustificada”.

La ministra de Empleo y Seguridad Social, Fátima Báñez, recordó recientemente en el Congreso, que la Inspección de Trabajo endurecerá las sanciones para acabar con la temporalidad injustificada en el mercado de trabajo y que impondrá sanciones por cada contrato que carezca de causalidad. Durante su comparecencia ante la Comisión de Empleo y Seguridad de la Cámara Baja, a la que acudió para informar sobre la evolución del mercado de trabajo, Báñez avanzó que el Gobierno trabaja “en nuevas medidas para acabar con la temporalidad injustificada” y para disuadir “para siempre” del recurso a la temporalidad como forma habitual.

“Queremos que sea justificada y no claramente abusiva”, abundó Báñez, que ha explicado que este endurecimiento de las sanciones y de su metodología se acompañará con un estudio por parte de sindicatos y patronal sobre el peso de la contratación temporal, sector a sector, “para que no se produzca una contratación temporal injustificada”.

“La temporalidad injustificada repele talento, distorsiona mercado y merma la competitividad y la productividad de las empresas, y los ingresos de las arcas públicas”, aseveró la ministra, que criticó que “detrás de cada contrato en fraude hay una vulneración de derechos”, por lo que justificó la necesidad de “dar un paso más”.
El anuncio de la ministra para combatir la temporalidad se suma a la propuesta ya trasladada a la mesa de diálogo social el pasado septiembre para implantar un sistema de cotización de “bonus-malus”, con el fin de incrementar las cotizaciones sociales por desempleo a las empresas que recurran en mayor medida a la contratación temporal y que tengan una rotación excesiva.

Las propuestas transmitidas por el Gobierno a los agentes sociales pasan por una reducción en el número de contratos a tres -indefinido, temporal y de formación- con una indemnización de despido creciente para los contratos de duración determinada de 12, 16 y 20 días por año trabajado.

«A un paso de los 20 millones de ocupados»
Sobre la última EPA publicada, Báñez destacó que la mayoría de los empleos creados en 2017 son estables, de carácter indefinido, lo que significa que el trabajo no solo está creciendo intensamente en cantidad, sino también en calidad. La ministra recordó que del empleo asalariado creado el año pasado, 357.900 fueron puestos fijos y 179.200, temporales.

Subrayó que con estas cifras ya se ha recuperado todo el empleo indefinido perdido durante la crisis, con lo que se ha vuelto al mismo nivel de 2007, con una tasa de empleo estable superior al 73%. “Estamos a un paso del objetivo de llegar a 20 millones de ocupados en diciembre de 2019”, añadió Báñez.

Empleo impondrá sanciones a las empresas por cada contrato temporal sin justificar
Etiquetado en:        
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad