Ante esta situación la necesidad de generar y mantener el circulante suficiente deberá priorizarse frente a la rentabilidad.

 

Por ello es fundamental que la empresa sea capaz de neutralizar los efectos de la situación actual, de cara a hacer frente a los pagos y a los cobros.

 

 

Para tener una buena previsión de la tesorería es importante realizar una proyección que detalle hasta cuántas semanas puede hacer frente el negocio con los recursos de que dispone y con pautas de actuación para eventualidades como esta.

 

El cálculo de la liquidez es fácil:

Tesorería inicial + Cobros  –  Pagos = Tesorería final

 

Pautas a considerar:

 

  • Cobros a clientes:

Revisar los clientes pendientes de cobro.

Estudiar la posibilidad de acortar plazos de cobro, quizás ofreciendo a clientes descuentos por pagos anticipados.

Agilizar y facilitar el medio de cobro, mediante protocolos eficientes de facturación.
Buscar opciones de financiación bancaria como por ejemplo descontar los efectos comerciales de los clientes, a través de la operación de descuento comercial, o anticipos de las facturas de venta, a través de la operación de factoring.

  • Pagos a proveedores:

Posibilidad de iniciar las negociaciones con los proveedores para fraccionar los pagos. Gestionar los pagos de la manera eficiente a partir de pagarés o confirming.

Disponer de existencias reducidas en los almacenes según la necesidad de consumo actual.

 

  • Pagos de suministros:

A partir del Estado de Alarma, se han restringido los cortes de agua, luz y electricidad para los colectivos más vulnerables. Hay iniciativas por parte de compañías que permiten la flexibilización de los pagos mediante el fraccionamiento.

 

  • Pago de impuestos:

Llevar una correcta planificación fiscal de acuerdo al calendario de impuestos, y de las posibilidades de aplazamiento existentes.

Hay entidades bancarias que ofrecen un préstamo a corto plazo destinado a financiar los impuestos derivados de la actividad empresarial.

 

  • Pago de préstamos:

Negociar con las entidades financieras una novación de las condiciones (periodos de carencia, alargar plazos, solicitar aplazamientos del pago del principal y los intereses en curso, etc.)

.

  • Pago por alquileres:

Revisar el procedimiento entre las partes para llegar a un acuerdo para la modulación de ese pago y facilita la continuidad de la actividad comercial.

  • Nuevas inversiones:

Estudiar las inversiones y centrarse en las inaplazables. Revisar todos los compromisos y paralizar todo aquello que no tenga un impacto directo a corto plazo.

 

  • Financiación:

Conocer las fuentes más adecuadas y prever la necesidad de financiación con suficiente antelación (Líneas de avales, el Instituto de Crédito Oficial-ICO, ISBA S.G.R)

Es importante contar con una proyección de la tesorería actualizada, mínimo semanalmente con visión trimestral, para poder saber y evaluar la situación y tomar las medidas necesarias para hacer frente a los pagos. Desde SERRA MAYANS ASSESSORS, podemos ayudarte en el mejor enfoque para tu empresa en este sentido.

IMPORTANTE PARA LAS EMPRESAS. LA PLANIFICACIÓN TESORERÍA-COVID19
Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de sus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad